TÉCNICA CRANEOSACRAL

TÉCNICA CRANEOSACRAL

¿QUÉ ES LA TÉCNICA CRANEOSACRAL?

Es una técnica sutil manual a través de la cual quien la aplica reconoce, descubre las tensiones acumuladas en el sistema craneosacral, así como los lugares en los cuales existen bloqueos funcionales o energéticos, que pueden desembocar en molestias o problemas de salud. Fue desarrollada inicialmente por el médico y osteópata Dr. John Upledger a partir de las investigaciones desarrolladas por el osteópata Dr. William G. Sutherland a principios del S. XX.

            ¿QUÉ ES EL SISTEMA CRANEOSACRAL?

Es un sistema hidráulico semi-cerrado compuesto por las meninges (duramadre, aracnoides y piamadre) y el líquido cefalorraquídeo que baña, nutre y protege al cerebro y a la médula espinal. Este sistema abraca el cráneo y toda la columna vertebral.

¿QUÉ ES EL RITMO CRANEOSACRAL?

En el cuerpo podemos sentir principalmente tres ritmos: el respiratorio, el cardiaco y el craneosacral. Este último se corresponde con los cambios de presión que se producen en el sistema craneosacral debido al aumento y disminución cíclicos del Líquido Cefalorraquídeo dentro del mismo. Aunque muy sutil, puede ser detectado mediante palpación en manos entrenadas, y seguido no solo en el sistema craneosacral, sino en todos los tejidos del cuerpo.

¿QUÉ INFORMACIÓN NOS DA EL RITMO CRANEOSACRAL?

Las manos entrenadas de un terapeuta sienten los lugares en los que el ritmo craneosacral fluye de modo irregular, está parado o dificultado. Esto puede suceder por muchas razones: traumatismos, esfuerzos excesivos (como trabajos que nos obligan a mantener malas posiciones mucho tiempo), estrés, enfermedades físicas o factores emocionales.

Hay alteraciones de este ritmo que son temporales, el cuerpo solo las resuelve en un breve espacio de tiempo. Pero hay otras que han supuesto un bloqueo fuerte (impactos físicos o emocionales fuertes) que tienden a permanecer  contenidos en el cuerpo y pueden acabar desencadenando diversas dolencias físicas.

Estas alteraciones pueden ser detectadas por un terapeuta, que escuchando al cuerpo, establece “un diálogo” a través de sus manos que facilitará al cuerpo recuperar su ritmo natural y saludable, siempre sin forzar. Un terapeuta nunca irá más allá de donde los tejidos del paciente le indican que puede llegar, no le impone ningún ritmo al cuerpo, sino que permite que el cuerpo vaya encontrando de nuevo su propio ritmo, con confianza.

Este hecho hace de la técnica craneosacral un método de trabajo muy seguro para cualquier persona o animal de cualquier edad.

Es una técnica holística, pues trabaja mente y cuerpo a la vez, favoreciendo una mejor comunicación entre uno y otro y un mejor autoconocimiento para el paciente.

¿EN QUÉ CASOS ES RECOMENDABLE LA TECNICA CRANEOSACRAL?

Es altamente efectiva en dolores musculares y articulares (cuello, cabeza, espalda, piernas…).

Además, como carece de contraindicaciones, es una excelente terapia complementaria a otras formas de tratamiento de numerosas dolencias o enfermedades, como por ejemplo:

  • Alergias
  • Alteraciones circulatorias
  • Alteraciones ginecológicas
  • Ansiedad o estrés
  • Cansancio crónico
  • Problemas digestivos
  • Problemas respiratorios
  • Vértigos