REGISTROS AKÁSHICOS

REGISTROS AKÁSHICOS

El espacio del Akasha es el lugar (por llamarlo de algún modo) donde se encuentran registradas todas las vivencias posibles, todas las variables finitas o infinitas de la existencia. Es el lugar en el que está escrita la historia de todos los seres.

Este espacio está regido por los Señores Custodios de Los Registros Akáshicos; y se abre ante cualquier alma o corazón puro que desee evolucionar. Entrar en el Akasha eleva vibraciones, acelera años de evolución, porque reconecta con el Creador.

Akasha es un Registro de Vidas y Pensamientos presentes, pasados y futuros, que serán o no serán en función de las decisiones que tomemos en el Hoy.

En el Espacio del Akasha no encontraremos información acerca de cómo pintarnos los labios, qué comer hoy, o qué vuelo es el más indicado para viajar a nuestro lugar de destino. La información que podemos obtener del Akasha va más de acuerdo con nuestra evolución, con lo que hemos venido a hacer aquí, con lo que debemos aprender o trabajar en las situaciones que atravesamos en el  día a día, con el origen de aquello que sentimos que bloquea nuestra vida. Ahí es donde la información obtenida de los Registros Akáshicos puede resultarnos muy útil, pudiendo incluso desbloquearse.

Cada persona que consulta debe acceder voluntariamente a abrir su “Libro de Vida” o Resgistros Akáshicos. Esto quiere decir que no podemos pedir información sobre otras personas directamente (por ejemplo, sobre la pareja, sobre los hijos, etc). Por muy “sana” que sea nuestra intención, por mucho que queramos ayudar a alguien, no podemos abrir sus Registros sin su permiso expreso, ya que constituiría una violación del Libre Albedrío, por tanto, debe ser cada persona la que solicite por sí misma la lectura de sus propios Registros, sin inmiscuirse en los de otras personas o seres vivos. Sí podemos pedir permiso para abrir los Registros de una planta o mascota con la que convivimos, los de la casa en la que habitamos (si somos titulares de la misma o tenemos un contrato de alquiler vigente).

Si quieres indagar en tus Registros Akáshicos, acércate con el corazón abierto, dispuesto o dispuesta a escuchar, y con la mente libre de todo juicio.

AMÉN